Por E-Mail

jueves, 12 de julio de 2012

Frívola



Tienes retenido en tus manos
todo el frío de las navajas.
En tu lengua de vidrio
se cortan una por una
las palabras mías.
Frívola,
un centro de alma
donde he congelado
pensamientos.
Donde el dolor no se percata,
aunque se sienta
en la carne viva.
Tu piel es una caricia de víbora,
entre los brazos
circula tempestivamente
mi veneno preferido.
Y solo atino a morderte los labios,
rasparte la boca
promoviendo el encierro.

Derechos Reservados 2011
Héctor Delaloye Echavarría

No hay comentarios:

Publicar un comentario