Por E-Mail

jueves, 22 de noviembre de 2012

Las Horas.

LAS HORAS...
...se hacen horas
solamente cuando estás conmigo.
Allí advierto
los minutos,
adelanto cada uno de los segundos,
soy por cada aguja
un peregrino.
Es que me juego al azar
y apuesto las ganas
igual que monedas.
Disputo las manos,
derramo lentamente los brazos,
me hago fervoroso reloj de arena.
Las horas quedan en la ventana
como pétalos desterrados
del otoño.
A veces
son las espumas rojas de la tarde,
el aroma blando del café,
los árboles terrosos de la nada.
Las horas me acompañan
y van tejiendo en sus partituras
mis ruegos.
Acuchillando soledades,
quebrando la terquedad
de mi tristeza.


Der.Res. de autor 2011
de Héctor Delaloye Echavarría

No hay comentarios:

Publicar un comentario