Por E-Mail

sábado, 7 de enero de 2012

Juguetes Sin Cabeza...





He visto demasiadas flores
muertas torpemente de frío.
A señoras sin sombra que paseaban
simulando buscar al marido que no tenían.

He visto tantos horizontes pálidos
que hoy ya no sé cómo soportarlos.

Hay excesivas nieves acumuladas en mi frente.

He olfateado a la luna sucia
mientras en sueños intentaba olvidarte.
Le he vertido a ella toda mi sangre;
se la he encastrado en las manos
para que se limpie en mis sábanas.

Ya a la noche no le temo, afortunadamente.
Por eso le voy devorando los ojos
cuando me clava su oscuridad en el cuello.

He visto una monja arrodillada
creyendo en el salvador de su desdicha,
En el señor que a cada segundo la llama
para que ella nunca conteste.
La he visto con su vestido pulcro,
su mirada perfecta detrás del muro.

He visto ambulantes desnudos,
sonrisas en cuerpos hacia ninguna parte.
He podido esconder mi alma
en el perdido costado de algún camino.

Hoy habitan silencios por las cuestas
que acunaron mis zapatillas infantes.
Hay sucesos extraños,
paraísos dormidos,
juguetes sin cabezas,
dolores de espalda.

He visto floreros llenos de cadáveres
y tumbas vacías sin ningún nombre.

Ya no soy el de antes y es una pena.

¿Por qué hoy visito pálidos hoteles
donde nadie vive,
y otros corren sin secuelas,
con mochilas sudorosas a cuestas
vagando en los recovecos del destino?

2 comentarios:

  1. ¡Ah, gracias....lo has publicado! Esta es una joya, me encanta y no deja de conmoverme como la primera vez que le leí. ¿Recuerdas que te dije que lo imprimí? Pues, sigue siendo mi compañía para los momentos que necesito una pausa en mi vida, leerlo es una forma de sentirte cerca. Gracias por publicarlo.

    ResponderEliminar
  2. Si, recuerdo aquella vez que me contaste lo de la impresión y yo realmente no lo podía creer. No pensé que podría causarte tantos momentos especiales; jamás lo escribí con esa intención. Debo confesar, además, que personalmente no es uno de mis preferidos...jeje.
    Me alegro que lo sientas de esa manera, eso significa mucho para mi.

    Besos gigantescos desde aquí.

    ResponderEliminar