Por E-Mail

jueves, 5 de enero de 2012

Túnicas (De Buena Suerte)



No entiendo sino tus ojos.
Conozco meramente
los límites de tus besos.

Reconcilio mi soledad con los recuerdos.
Produzco un sinfín de añoranzas
anhelando la prontitud de tu cuerpo.

Tan solo te deseo
con este suspiro enamorado.

Soy un brusco silencio
para tanta porfía de noches.

Me he quedado sin estrellas,
la poesía no me lava muy bien
el alma.
Percibo la moldura de los ecos,
por allí busco de ti
nada más que una palabra.

No entiendo sino el corazón.

Todo lo que necesito es amarte.

Y presto atención a la nada,
el infinito me imprime su tiempo.
En las manos hay solo indiferencia,
por los ojos se encadenan
unas perdidas lágrimas.

Prisionero soy de anhelarte,
rebelde por temor a perderte.

Escribo para que me leas,
es mi forma de soportarme.

Para derramarte en papeles blancos
como claras túnicas
de buena suerte.

2 comentarios:

  1. Felicitaciones muchacho......muy lindo che.....saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias René...abrazos grandes para vos...

    ResponderEliminar